Lantia

algunos retazos del día a día

Pasa la vida 5 marzo 2010

Filed under: General — Lantia @ 11:19

Pasa la vida, pasa la vida

Igual que pasa la corriente cuando el río busca el mar

Y yo camino indiferente, donde me quieras llevar

 

 

Voy  aprendiendo que la vida se compone de diversas etapas, rachas, ciclos… llámese como se prefiera. Sucede que pasamos por diversos períodos, cada uno caracterizado por una serie de acontecimientos que marcan nuestras vidas.

Hoy día ya puedo afirmar con rotundidad que he cerrado un ciclo, y comienzo otro. ¿qué me deparará este nueva etapa? ¿cómo saberlo? Venga lo que venga confío en que sea una de las etapas más constructivas de mi vida, estoy convencida de ello.

 

¿Se puede volver a nacer? Quien sabe, para ello has de morir antes. La época que dejo atrás ha estado marcada por vivencias límites, muy negativas, momentos críticos en los que te planteas si realmente merece la pena vivir así. Aunque está claro que mientras hagas esos planteamientos es señal de que estás vivo, de que aún no te has rendido. La derrota llega cuando dejas de pensar, cuando frenas y tiras la toalla. Algunas personas llegan al extremo de abandonar, de morir en vida. Son momentos en los que todo deja de importar, y cuando digo todo me refiero literalmente a eso. Nada importa, nada afecta, no esperas, ni sientes ni padeces. La única señal de que sigues vivo para los demás es que respiras, pero dentro… dentro no hay nada. Y no es que estés enfadada con el mundo, ya os digo, la indiferencia es absoluta. Te quedas quieta, te acuestas a oscuras, no escuchas ya sonidos a tu alrededor, no miras por el sufrimiento de los que te quieren ni tienes consideración alguna. Solo duermes, cierras los ojos y dejas que pase el tiempo.

 

¿Se puede salir de ese estado? No por una misma. Hay vacíos en los que caes y es imposible escapar. Ya no hay voluntad, no hay ganas, no hay nada, solo vacío. Es difícil explicar, tan solo los que han llegado a ese estado podrían comprenderlo. Para salvarse tienen que sacarte, a empujones, a rastras, y no es nada fácil.

 

Pasar por eso supone un antes y un después, en esos estados no hay escala de grises, solo negro o blanco. Es un auténtico infierno, pero si logras salir, a la larga, ganas, adquieres unos conocimientos que de ningún otro modo lograrías. Y guardas todos esos momentos convirtiéndolos en un manual del alma, y con sus lecturas  logras de esos balances un continuo aprendizaje, sobretodo personal. Llegas a conocerte más que nunca, a tener plena conciencia de quien eres, cuales son tus virtudes y tus defectos y por supuesto como hacer para ser mejor persona. Mi máxima en los tiempos venideros se centra en vivir en paz, conmigo misma y con los que me rodean, no permitir que nada altere el equilibrio personal que trato de mantener. Claro, no es fácil, algunos vivimos haciendo equilibrismos en una fina cuerda y no siempre hay red bajo nuestros pies.

 

Ahora sé lo necesario que es que te quieran, saber que hay a tu alrededor personas que sufren a tu par, que te quieren hasta extremos insospechados. Bueno, más que aprenderlo lo he aceptado.  También sé que para que haya un equilibrio es importante no guardar rencores, mirar atrás y saber asumir los errores, poder  vivir con ellos, porque es imposible olvidar. En esas ando, luchando con todas mis fuerzas por que el rencor no me invada. Cuesta, cuesta mucho, han sido muchas las cosas pasadas.

 

El ser humano puede llegar a una crueldad extrema, y no, yo no quiero ser así, no quiero hacer daño, y mucho menos que me lo hagan. Prefiero perdonar, seguir mi camino y si alguien de mi pasado me alcanza poder ofrecerle una sonrisa sincera, un borrón y cuenta nueva. Mis amigos lo han hecho por mi, y la sensación de agradecimiento hacia ellos va a ser eterna, así que la mejor muestra de gratitud será siguiendo su ejemplo.

 

He cerrado una puerta a mis espaldas, dejo atrás una estancia en la que las pesadillas hicieron el ambiente irrespirable. Abro otra, y como en el cuadro de Hopper, espero encontrar una estancia iluminada, de ambiente cálido y con vistas a la mar y todo lo que ella puede aportarme

Anuncios
 

3 Responses to “Pasa la vida”

  1. Beauseant Says:

    Me gusta lo de no guardar rencores.. Me ha costado mucho comprenderlo, pero creo que esa es la forma de avanzar.. Un poco como soltar lastre antes de seguir dando pasos

  2. Déjà vu Says:

    Siempre hay reflexiones o tópicos que no por ser comunes y estar renombradamente gastados a diario dejan de ser sabios. Creo que lo más dificil en esta vida para un ser humano, al menos, en esta mentaildad occidental y de (pseudo)desarrollo en que nos vemos abocados a coexistir a diario, sin duda es saber perdonar y no guardar rencor cuando te rasgan el alma; dicen que errar es humano y sólo rectificar de sabios, como lo es proporcionalmente perdonar a quienes nos ofenden sin pretender canonizar a nadie pero todos erramos y nos equivocamos, nos caemos y volvemos a levantar, ¿qué sería del mundo sin una mano amiga, sin una sonrisa complaciente o una palabra de apoyo y comprensión en los momentos críticos? pues creo que vamos camino de conocer la respuesta viendo cómo respira enfermo nuestro planeta, nuestras civilizaciones, pero concluyo sin más rodeos y sin el pesimismo del que carece tu palpitado corazón cuando a impulsos de sangre corriendo por tu alma escribes algo; el perdón no deja de ser una muestra de amor y afecto displaciente de las más grandes pese a como el amor platónico no ser siempre recompensado o valorado por quién lo recibe incapaz de verlo o de alcanzar su paz y equilibrio altruista mas éso es amor, eso es perdonar darse sin más a los demás y creo que todos seríamos mejores personas si fueramos capaces de lograrlo, de seguir adelante a pesar de tener el ponzoñoso dolor del puñal en la espalda sin que quién te cause dolor tenga la bondad o la voluntad de aliviarlo… la vida es un conjunto de señales que a menudo ignoramos y que siempre pasan por algo, sean buenas o malas, pequeños o medianos detalles de los que debemos sacar conclusión para crecer cómo tú Lantia parece has logrado, mi envidia más sana por ser capaz de ver y vencer al lado más tétrico y aletargado del ser humano con la capacidad de incluso ser mejor persona y PERDONAR para seguir adelante límpida y con los ojos hacia el cielo que nos guia a nuestros destinos incompletos esperando a que nosotros mismos seamos quienes lo trazemos en el ultimo momento con nuestras decisiones. Enhorabuena y sigue siendo “felíz” a pesar de todo porque al final solo debemos responder con sinceridad y plenitud ante nosotros mismos y éso creo que lo has hecho ya con muy buena nota. Un saludo con cariño.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s